¡Cuidado con el hombre de corbata!

La corbata ha sido durante los dos últimos siglos un complemento que todo hombre debía portar en cualquier compromiso. Pero la cosa ha cambiado…

Aún recuerdo cuando mi madre me ponia a la fuerza una corbata para ir a la congregación y me peinaba como Benito Juarez  a la “Bart Simpson en la Iglesia”. A medida que iba creciendo observaba que si de algo serio se trataba, la corbata iba implícita.

APATÍA HACIA LA CORBATA

Yo soy de la llamada “generación X” , así que crecí de la mano de “Grunge” , del Rock Alternativo, MTV, tenis viejos, pantalones rotos, bicicleta, camisa de franela desabrochada y gorra. Podía usar el cabello como quisiera. Cualquier cosa podía usar, ¡menos una corbata!

Pero al paso del tiempo me di cuenta que era inevitable asistir a ciertos lugares sin corbata. En mis primeros empleos, en las bodas familiares, en las graduaciones, en las exposiciones escolares, etc. todo absolutamente todo evento serio, la corbata era indispensable.

LA CORBATA EN CRISIS

Con el paso del tiempo, y con tantos cambios en el comportamiento humano, la corbata ha entrado en crisis. Efectivamente, ha perdido poder. Y era de esperarse, ya que se abusó completamente de dicha prenda, y de hecho ha llegado a encasillarse en el uso de sólo ciertos gremios: políticos, Testigos de Jehová o vigilantes de centro comercial.

Poco a poco nos fuimos desprendiendo de la corbata, pese a muchos empresarios y mentores conservadores, que se resistían al cambio.  Observé como poco a poco lideres influyentes fueron desprendiendose de tan preciada prenda, y fueron siendo influencia en los demás.vladimir-putin-david-cameron-y-barack-obama-ejemplos-de-smart-casual-reuters

Vladimir Putin, David Cameron y Barack Obama, ejemplos de ‘smart casual’.

“La corbata ya no es un signo de elegancia, sino una prenda caracterizada por su rigidez y una excesiva formalidad”.

Definitivamente, con el paso del tiempo la corbata ha perdido poder pésele a quién le pese. Esto no quiere decir que se ha perdido la formalidad, sino todo lo contrario. Hoy por hoy podemos confiar en la diversidad de las personas. Cada día se confía mas en un hombre barbudo y tatuado, que un hombre rasurado de corbata.

En fin, lo único malo de esto es que aún existe prejuicios en la mayoria de las empresas latinas en lo que ha contratación de personal se refiere: les exigen cabello rasurado, sin tatuajes y con corbata.  Sin embargo, si eres una de esas personas que no están dispuestas a sacrificar su linda barba (me cuento entre ellos) , mejor sé un emprendedor, créeme, nadie te molestará y podrás tener la credibilidad que deseas tener sin que la apariencia sea un impedimento.

Los hombre que mueven al mundo sólo usan jeans, tenis, y andan en bicicleta…bicicleta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s